Dos horas con… Natalia. No, mejor: dos horas con Carmen

Con motivo del ensayo general de ‘Cinco horas con Mario’ de ayer 24 de septiembre, algunos amigos que acudieron al evento se han ofrecido para escribir una crónica para nuestra web.

El primero de ellos es Malco F Horton, que nos cuenta su experiencia al asistir a esta ocasión única. Echarle un vistazo, y os sentiréis como haber estado en el ensayo con él, con Natalia y con todo el público que llenaba el aforo.

“Luces apagadas, todos a sus puestos, empieza Cinco Horas con Mario, el telón aún no se ha abierto y escuchamos la voz de Natalia junto con otras voces, sí, es el velatorio que termina con…”Déjame sóla con tu padre por favor, véte a dormir” , dirigiéndose a su hijo mayor, que asegura que no va a pegar ojo en toda la noche, ¡nosotros seguro que tampoco en toda la obra!

Entonces se abre el telón y se hace la luz en el escenario, pudiendo contemplar a una mujer con rostro enjuto, vestimenta negra y un escenario austero: ya no es Natalia, ahora es Carmen. En el escenario hay unas cuantas sillas, una mesilla con una máquina de escribir y el “ataud” de Mario.

La verdad, desde el primer momento en el que empieza el monólogo te olvidas que es Natalia Millán y todos los personajes que ha interpretado, es increible que con tres frases ya conozcas a Carmen, y eso que yo, no me he leído el libro. Pero lo que realmente me sorprende de todo esto es como una persona puede memorizarse una hora y media de continuo monólogo y no morir en el intento, a mi lado, en una mesa con un enorme guión, junto al escenario estaba la directora Josefina Molina tomando apuntes durante toda la representación, y a pesar de habernos indicado antes de comenzar el acto que podría en determinados momentos interrumpir para corregir a Natalia no lo hizo ni una sóla vez.

Resulta sorprendente la facilidad con la que Natalia transformaba sus registros, fundía risa con llanto, melancolía con nostalgia, indignación con reproches, sonrisa con dolor…

Como anécdota contar el resbalón que se pegó Natalia con aquellos inestables tacones, todo el mundo nos llevamos un susto tremendo, ella en el suelo esbozó una sonrisa y continuó con el monólogo recuperando el climax y la tensión que se había generado segundos antes, eso es profesinalidad y lo demás son tonterías, no se olvidó ni de media palabra ni la desconcentró en absoluto.

Como valoración personal diré que para mí la mejor parte es cuando se pone frente a su marido inerte hacia el final, ya sin estar vestida de negro y preparada para dormir, a reprocharle que por qué no le contesta, no quiero dar más detalles de la obra pero las palabras finales antes de atenuarse la luz y finalizar la representación también son geniales. Insisto a que todo el mundo vaya a verla, me ha dejado un muy buen sabor de boca, igual de bueno que el que me dejó Chicago, pero sin embargo muy diferente.

Miguel Delibes es un gran autor de la literatura española, pero no hay que olvidar que en ocasiones se nos puede hacer algo lentas sus obras, pues el caso es que Natalia logró mantenerme atento a un apasionante monólogo, ya que todo lo que tenía de triste lo compensaba con alguna dosis suelta de humor mezclada con ironía, el público en ocasiones soltaba carcajadas, y es que no sólo transmitia dolor aquella mujer. Salí del teatro sabiendome de memoria la vida de Carmen y Mario, sus gracias y desgracias y sus cualidades y defectos…

Cuando terminó la obra, con el llanto final de Carmen y la intervención de su hijo mayor, la sala se quedó en silencio unos segundos y a continuación se produjo un estruendo de aplausos, no éramos demasiada gente, pero logramos hacer salir a Natalia tres veces, estaba muy emocionada e hizo también ascender a las tablas a Josefina Molina, muy contenta con el resultado. Su familia, que estaba en primera fila, debió sentirse muy orgullosa de ella, aunque bueno, ¡supongo que ya están acostumbrados!

Para terminar, recalcar, y ya sé que no es nada nuevo, que Natalia es una artistaza, y que los retos que se propone son cada vez más grandes, en dos años ha pasado de un personaje Shakespiriano a una flamante Velma Kelly de los años 20 que luce tipo en plena Gran Vía, para ahora descender a la más profunda austeridad de un monólogo de ni más ni menos que hora y media. ¿Qué será lo siguiente? No lo sabemos, pero seguro que nos deja otra vez perplejos.

Gracias por sorprendernos, una vez más, Natalia.”

11 Comentarios

  1. Malco, me ha encantado. Yo estaba con mi amiga justo al otro lado de la mesa de Josefina… Y ratifico cada una de tus palabras… Cualquier reto que se ha propuesto hasta ahora, lo ha logrado y con matrícula. Es un lujo y un orgullo ser fan de Natalia Millán.

  2. Ayer tuve la suerte de ver el ensayo general de Cinco horas con Mario con Natalia Millán.

    Lo primero es que el teatro estaba lleno y todos deseando ver a Natalia. Ella ayer demostró su talento siendo una verdadera señora en el escenario tal y como lo requería el personaje, y ya al final como dice Malco nos emocionó sobremanera llorando sobre su marido muerto.

    Comentamos la obra varias personas que fuimos y todas valoramos muy bien a Natalia Millán y pensamos que ha tenido mucho valor al hacer un personaje como éste que dejó el pabellón muy alto Lola Herrera, pero ella ha arriesgado y se merece todos nuestro respetos.

    Desde aquí le deseo una gran gira con este personaje de esta obra tan importante y espero que se llegue pronto a Madrid para seguir demostrando lo buena actriz que es.

  3. Malco, has puesto todo lo que yo salí pensando… exactamente lo mismo. Yo no tuve ocasión de ver a Lola Herrera en este papel, pero qué queréis que os diga? Dudo mucho que lo hiciera mejor. Sé que todo el mundo dice maravillas de su Carmen Sotillo, pero yo no tengo la menor duda de que Natalia lo hace igual de bien, si no mejor.

    Fue un placer poderla ver tan cerca, en un sitio pequeño pero que se llenó y la verdad que yo me sentí como si estuviera en el estreno.

    Gracias Malco por tu crónica!!! Y sobre todo, gracias NATALIA!!!

  4. Malco, a nombre de toda la web, muchísimas gracias por dejar tu cronica aquí y tu aportación, tu punto de vista, tus sentimientos hacía la obra. Leerla es sentirse ahí, sentir el escenario y imaginarse un espectaculo que parece ya un éxito.

    Me ha sorprendido que Josefina nunca corregió a Natalia porque en un ensayo eso pasa y es normal que pase. La caida también es algo que siempre puede pasar, pero también puede ocurrir una desconcentración y puede acabarse peor de lo que pasó anoche (menos mal jajaja. Natalia siempre nos acostumbra a su profesionalidad porque cuando pasan momentos dificiles, siempre tuvo el valor de seguir adelante.

    Estoy contenta de que se pueda también reir además de llorar, que hay un poco de ironia y de humor, porque es muy importante desdramatizar una historia tan triste. Ahora tengo muchas ganas de ver sobre todo el final, ya que leyendo el libro fue lo que más me encantó.

    Estoy de acuerdo con lo que has dicho sobre Delibes y su manera de escribir. A veces no fue facil seguir leyendo porque puede resultar un poco aburrida alguna parte… pues, si me dices que en el teatro esto no se nota, estoy muy contenta 🙂

    Y ahora, después de estos cuentos y esta satisfacción expresada por vuestros mensajes… como puedo esperar al 2011 para verla? jajaja es muuuuy dificil ser fan! xD

    Y ahora tengo sólo que decir..

    ¡Mucha mierda para Valladolid!

  5. Muchísimas gracias a Malco y a todos quienes ha podido ver el ensayo por compartir vuestra experiencia con nosotros!!! Me alegro muchisimo por Natalia, que el ensayo haya salido fanatástico y haya dejado a mucha gente emocionada! Que ganas tengo de verla!!!

  6. JAJAJAJAJA! Ciry, por supuesto que la vida del fan es dura xDDD

    Es verdad que así como Josefina advirtió que se podría haber parado en algún momento, lo cierto es que cualquiera rompía la atmósfera que Natalia había creado… No sé si después habría apuntes y comentarios, supongo que sí, pero desde luego, habría sido un error romper el ambiente íntimo que había surgido alrededor de Carmen y Mario.

  7. Gracias Malco por compartir tu experiencia con nosotr@s, ya que muchos no hemos podido disfrutar del privilegio de ver el ensayo general. Yo hace ya algun tiempo que tengo mi entrada, porque tengo muchisimas ganas de ver la funcion, y gracias a tu comentario ya no puedo esperar a verla 🙂

    Tambien gracias a esta pagina por mantenernos informados a todos los fans incondicionales de Natalia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here