Ensayo general de ‘Cinco horas con Mario’: Natalia, una actriz como la copa de un pino

Seguimos con las aportaciones de las personas que accedieron a relatar sus experiencias en el ensayo general de ‘Cinco horas con Mario’.

Ayer fue el turno de Malco, hoy le toca a Andrés García, un aficionado a la literatura de Delibes, que nos ha confesado que “apenas conocía a Natalia de alguna serie de Tv y he descubierto a una actriz como la copa de un pino”.

Estamos muy contentos de que haya podido conocer el talento de Natalia y que haya decidido colaborar con nosotros con sus maravillosas palabras.

“Apenas cuatro sillas, una estantería llena de libros y un féretro. Un decorado verdaderamente “espartano”. Tan sólo eso necesita Natalia para darnos a conocer a Carmen. Unas pocas frases y ya conocemos a esa mujer que acaba de perder a su marido repentinamente.

Durante aproximadamente hora y media nos sumergimos en su universo de esperanzas, frustraciones y anhelos. Natalia hace un verdadero ejercico de introspección en el alma de esta mujer atormentada y nos lleva con increíble precisión del drama a la comedia, del sobrecogimiento a la carcajada. Ni un segundo de respiro proporciona al espectador. Natalia se mueve con elegancia por el escenario, fruto de su experiencia en la danza. Desnuda ante todos nosotros sus sentimientos en un alarde de sinceridad que en algunos momentos asusta. Va desgranando pieza a pieza la relación con su difunto Mario con experto bisturí no dejando ningún cabo suelto. El lenguaje castellano de Delibes cobra una fuerza especial en los labios de Natalia, que parece crecerse una y otra vez conforme va avanzando la obra. No desfallece en ningún momento y ni siquiera un tremendo traspiés que da con sus huesos en el suelo y que supera con una agilidad felina, provoca una alteración de su discurso.

En definitiva un abrumador ejercicio actoral de Natalia con un recorrido ejemplar por diferentes registros que no dejará indiferente a nadie. En suma una actuación magistral que sirve como enriquecedor homenaje al recientemente fallecido Miguel Delibes.”

2 Comentarios

  1. Muchísimas gracias Andrés por tu relato escrito maravillosamente 🙂

    Yo me he emocionad al sólo leerlo… quiero que el tiempo pase rapidito para disfrutar yo también del momento en el cual conoceré a Carmen 🙂

  2. Delibes se habria quedado encantado y satisfecho de ver el trabajo de Natalia, no hay dudas 🙂

    Gracias Andres 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here