Por primera vez no se cumple la premonición de Angélica

Julio le cuenta a Víktor las últimas noticias publicadas en la revista, y la más chocante es que hace unos días fue allado un cadáver en un baul. Pero por suerte simplemente es una coincidencia, ya que el cadáver es de una mujer matada por su marido. El anticuario tiene miedo a que descubran su crimen y se enfada con Angélica porque está convencido de que ella se quiere quedar en España. Por otro lado su mujer no le desmiente e intenta tranquilizarle sin mucho éxito. De hecho Víktor empieza a reprocharle que mató a Rubik por ella, para salvarle la vida y si su mujer quiere verle tranquilo tiene que ir al consulado américano a por los visados. La situación degenera hasta que la pareja se insulta gritando y Angie sale corriendo de la tienda.

Angélica se refugia en el despacho de Héctor y ahí le confía que las cosas con su marido no van muy bien, que no hay comunicación y además le revela que tiene visiones y que vio las muertes del torero Pobedita y de Chelo y que su miedo más grande es que al tocar a Víktor ve que va a morir también. El detective no cree en esas cosas, pero respeta la situación de Angie. Se ofrece acompañarla a casa, pero ella prefiere irse sóla. Cuando vuelve a casa, Víktor se enfada y la regaña; está harto de sus salidas nocturnas y no está dispuesto a escuchar sus cuentos sobre la casa de Ava Gardener en la cual dice haber estado. La comunicación entre los dos se hace aún más difícil. Angie entonces se cita con Rubín para desahogarse y después encuentra a Rocío que los ha visto hablar con comlicidad y la culpa de robarle todos los hombres de su vida. Empieza enotonces otro gran duelo en el que Angélica admite saber algo oscuro del pasado de la directora de “Sucesos”.

La misma noche Angélica vuelve a casa y está rara. Víktor no la espera tan pronto y en seguida se da cuenta de que le pasa algo: ha tenido una visión. Como siempre el hombre la tranquiliza, esta vez usando como explicación el hecho de que está muy tensa y que simplemente puede ser un recuerdo del cadáver de Rubik. En pocos instantes la pareja se olvida de los malos ratos que han tenido últimamente y Angie se duerme abrazada a su marido mientras sueñan a ojos abiertos sobre Nueva York.

Al día después Julio va a ver a Víktor a casa, preocupado por ver la tienda cerrada y Angélica aprovecha para preguntarle si en la redacción ha llegado alguna noticia de un accidente de coche. El dibujante le asegura que no. Esta vez la visión de Angie parece que no va a ser verdad. Gracias a eso ahora la mujer siente que todo va a ir bien y que por fin van a ser felices y sin problemas.

Mientras tanto Manolita ve el cadaver de Kameny en el periódico y le reconoce delante del inspector Vallejo. Éste va a preguntarle a Víktor si reconoce al hombre, enseñándole la fotografía y diciendo que algún vecino le ha visto en la tienda. El anticuario lo niega todo y finge no acordarse del esbirro de Rubik. En ese momento Marcelino se acerca a los dos y le comunica al inspector que recuerda haber visto a Víktor hablar con el hombre que aparece muerto en el periódico. Entonces Víktor tiene que disimular y cuenta que Kameny le preguntó por una calle.

Cuando Angélica regresa de hacer unos recados, Víktor le cuenta lo sucedido y ambos están de acuerdo en que tienen que escaparse a Estados Unidos antes de que la policía encuentre el cadáver de Rubik.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here